Exhorta Ángel Cedillo a fortalecer prevención de embarazos no deseados desde el hogar

 

Morelia; Michoacán, 29 de septiembre de 2017.- A reforzar los programas de información y prevención del embarazo entre la población adolescente, convocó el diputado presidente de la Comisión de Justicia en la LXXIII Legislatura local, Ángel Cedillo Hernández, al señalar que Michoacán se ubica en los 10 estados a nivel nacional con más embarazos en este sector de la población. Tan sólo en lo que va del año se han reportado más de 12 mil casos de madres que tienen entre 15 y 19 años de edad.

El diputado local por el Distrito de Uruapan Norte recordó que con el propósito de crear conciencia entre las y los adolescentes sobre las consecuencias que tendrían que afrontar al convertirse en padres a muy temprana edad, así como los riesgos de salud a los que estarían propensas las mujeres, se estableció el 26 de septiembre, como el Día Mundial de la Prevención del Embarazo No Planificado en Adolescentes.

Reconoció que pese a que se han reforzado las campañas de información en Michoacán y país, en México los embarazos de adolescentes se han convertido en un grave problema de salud pública, poniendo en riesgo la vida de las  adolescentes, además de obstaculizar su desarrollo personal y profesional.

A fin de proteger a este sector, el Gobierno de la República ha emprendido un programa denominado “Estrategia Nacional para la Prevención del Embarazo en Adolescentes”, diseñado de tal manera que con esto se logre erradicar los nacimientos en niñas de 10 a 14 años y reducir en un 50% la tasa específica de fecundidad de las adolescentes de 15 a 19 años; misma que recae en los estados a través del Consejo Estatal de Población, quien deberá promover el desarrollo humano y las oportunidades de las y los adolescentes, propiciar un entorno que permita que ellos tomen sus propias decisiones sobre su proyecto de vida, así como el ejercicio libre de su sexualidad, pero con responsabilidad, por lo que es necesario que se brinde la información adecuada y los servicios de salud reproductiva necesarios.

Ángel Cedillo dijo que según datos del INEGI, en México viven 22.4 millones de adolescentes que tienen entre 10 y 19 años de edad, de los cuales el 26 por ciento viven en la entidad, a quienes se les deben reforzar las campañas de información, prevención y sobre sexualidad responsable.

No obstante, dejo claro que la información no es un tema que solo debe de recaer en las autoridades, sino que desde los hogares debe hablarse sobre la educación sexual por los padres de familia.

Asimismo, añadió que a través de las estancias gubernamentales se deben crear programas que promuevan el desarrollo humano y más oportunidades de crecimiento en los ámbitos personales, laborales y culturales de los adolescentes.

El embarazo en adolescentes reconoció, que cada vez es más recurrente en las comunidades y pueblos originarios, ya que comúnmente contraen matrimonio a una corta edad entre los 14 y 16 años, quienes viven sus embarazos bajo los mínimos cuidados sanitarios, en la mayoría de los casos por falta de educación sexual y por costumbres muy arraigadas.

“Las complicaciones durante el embarazo y el parto, se han convertido en un problema que ha generado un gran número de muerte entre las mujeres de 15 a 19 años, ya sea porque no tienen los cuidados de salud adecuada o en casos extremos llegan al suicidio por la desesperación y transformación que esto generará a sus vidas”.

Aunado a lo anterior señaló que el embarazo en la adolescencia, también tiene sus repercusiones sociales y económicas, ya que las madres se ven obligadas a dejar la escuela y se enfrentan con la imposibilidad de trabajar por falta de experiencia, y en muchos casos la responsabilidad de cuidar a los hijos recae solo en ella, ante la falta de responsabilidad de los padres.

En el caso de Michoacán dijo que la Secretaría de Gobierno, a través del Consejo Estatal de Población, en base a sus atribuciones ha implementado diversas actividades de concientización al interior del estado en coordinación con la Secretaría de Salud, con la finalidad de reducir este problema social, informando sobre las diferentes alternativas de planificación familiar existentes que les ayuden a tomar decisiones informadas en el ejercicio de su sexualidad.

Recordó que el Congreso del Estado, aprobó una reforma legislativa al Código Civil en la que limita los matrimonios de menores de 18 años y prohíbe el matrimonio infantil, con lo que se consideró, que sería una buena medida para reducir el número de embarazos de mujeres adolescentes; sin embargo, “tenemos pendiente en comisiones concluir el trabajo legislativo respecto a la interrupción legal del embarazo, con lo que estoy seguro generaremos mejores condiciones de salud y seguridad a estas menores”.

Como recordatorio a este día decretado como Día Mundial para la Prevención del Embarazo No Planificado en Adolescentes, llamó  a hacer conciencia de que se trata de un gran problema que se vive a diario, que se requiere de todas las instituciones gubernamentales para atender este problema y fortalecer las campañas de información y cerrar filas a brindar mejores oportunidades a los adolescentes.