Presenta Ernesto Núñez iniciativa para evitar carencia alimentaria en Michoacán

Permitirá la donación de víveres a los bancos de alimentos, en beneficio de comunidades con alto índice de marginación

Morelia; Michoacán, 08 de julio de 2019.- El problema de carencia alimentaria que existe en México y por lo tanto en Michoacán, no es un tema de insuficiencia, sino del aprovechamiento y distribución de víveres, señaló el coordinador parlamentario del Partido Verde Ecologista de México, Ernesto Núñez Aguilar, al presentar la iniciativa de Ley para la Recuperación y Aprovechamiento de Alimentos en la entidad.

Propuesta que tiene la finalidad de fortalecer el traslado y distribución de alimentos no considerados para su comercialización y para que los artículos en buenas condiciones para su consumo puedan llegar a los bancos de víveres u organizaciones civiles o comunitarias, promoviendo, a su vez, la instalación de ese tipo de centros en aquellos municipios con mayor índice de marginación y carencia de los mismos.

Durante su exposición de motivos, Ernesto Núñez hizo mención del impacto social, económico y ambiental que tiene la pérdida de alimentos, pues implica la utilización de recursos naturales e insumos agrícolas que, en la mayoría de los casos, también acaban desperdiciándose y reduciendo la disponibilidad local y mundial de los mismos, además que se generan pérdidas de ingresos para los productores y, por ende, se incrementan sus precios para los consumidores.

“Lo que hoy propongo pretende fortalecer las acciones que ya se llevan a cabo tanto por la sociedad civil como por las autoridades locales, fomentando la colaboración entre los tres niveles de gobierno y establecimientos como las centrales de abasto, mercados, tiendas de autoservicio, hoteles, restaurantes e industria de la transformación, para que sea posible el traslado y distribución de alimentos”, expresó.

Parte de su iniciativa plantea determinar los lineamientos para evitar el desperdicio alimentario, permitiendo la donación de productos perecederos a los bancos de alimentos en beneficio de las comunidades con un alto índice de marginación, así como regular el tratamiento comercial en las tiendas de autoservicio en relación a los insumos enlatados y envasados, a efecto de recuperar los que son susceptibles de ser consumidos y aprovechados, aunque no cumplan con los requisitos comerciales.

“Para lograr revertir esta situación se deben promover medidas tendientes mediante la generación de esquemas de recuperación de alimentos, a efecto de garantizar el derecho humano a una alimentación nutritiva, suficiente y de calidad a aquellos sectores de la población que, por diferentes causas, no pueden satisfacer esa necesidad básica”.

Precisó que la merma, pérdida y desperdicio de alimentos en México es equivalente a más de un tercio de lo producido, cuyo fenómeno se puede dar en las etapas de producción, post cosecha y procesamiento de alimentos, así como de venta minorista y consumo final.

“Por ello y debido a la relevancia social que representa la carencia alimentaria apelo a la sensibilidad de mis compañeros esperando sea bien recibida esta iniciativa, e inclusive fortalecerla con algunas propuestas para que en el Estado de Michoacán sea una realidad su aprobación y puesta en operación, por el bienestar de quienes más lo necesitan”.