El nueve nadie se mueve

*Las mujeres volverán a ser las que transformen este país

Por: Paul Alberto Chávez Noriega

Desde la construcción de los cimientos de este país, la mujer ha estado ahí, no al lado del hombre que contribuyó, sino siendo participante activa, aunque siempre ha sido poco reconocido ese tema.

Y es que no solo en el tema de la independencia, sino desde cualquier índole la mujer ha sido fundamental para la evolución y transformación del país, ya sea como campesinas, obreras, jornaleras y propietarias de empresas, siempre han estado ahí.

El movimiento feminista que ha obligado a ver lo que estamos haciendo mal como sociedad, no es el de un grupo de extremistas que rayan paredes y que odian a los hombres, es un movimiento político y social que busca el que se tome conciencia de las mujeres como grupo y que ya no exista opresión, violencia sexual, subordinación y explotación en contra de las mujeres por el simple hecho de serlo.

Ahora el llamado al paro nacional para este 9 de marzo es un hecho sin precedentes en el país, que ya levanto las alarmas en el gobierno de la República, que ha encendido los focos porque se trataria de la primera muestra del poder masivo que puede llegar a tener el sector y que si se encauza en la dirección adecuada, cambiaría a México en muchos sentidos.

Más allá de sumarse o apoyar, lo primero que debemos de hacer es respetar el movimiento, porque al respetar el derecho que tienen las mujeres de manifestarse u de organizarse, implícitamente estamos respetandolas.

Mal se ven los actores politicos «sumándose» al movimiento, declarando que van a dar las facilidades, en el caso concreto de Michoacán, nadie le ha pedido ni le pedirá a Silvano permiso, es más, el gobernador no tiene ni la calidad moral siquiera para hablar del tema.

Pero ya lo conocemos, no pierde la oportunidad de figurar, aunque sus responsabilidades no las cumpla, aunque después de 4 años aún no pueda hacer de Uruapan, de Morelia y de Lázaro Cárdenas, ciudades seguras, como lo prometió cuando era candidato.

Lo único bueno que tiene silvano a estas alturas, es que ya casi se va, y con el se llevará a toda la inmundicia que aún queda en el PRD, lo malo, es que esa inmundicia quiere obtener hueso desde Morena.

Ojalá que los fundadores de Morena se fajen los pantalones y no permitan que chapulines corruptos y mentirosos arriben a las candidaturas, si no fueron buenos gobernantes en el PRI, en el PRD o en el PAN, no lo serán en Morena.